L’Aquila

Buenos días, o lo que proceda.

La entrada de hoy es rara, llevo desde el lunes pensando en ella, recopilando cosas para usarlas, y al final, ahora que toca escribir, he cambiado de opinión.

Yo viví en esta ciudad durante 10 meses, y fueron de los mejores momentos de mi vida, si bien es cierto que no todo fueron alegrias, sí que es verdad que fue una experiencia muy intensa. Allí hice muy buenos amigos, y varios hermanos. Conocí gente de todos los pelajes, en su inmensa mayoría, muy buena gente.

Mi historia con esta ciudad nace aproximadamente en abril de 2005, cuando tras haber solicitado una beca Erasmus para una serie de destinos en Italia, se publica que me conceden dicha beca para cursar mis estudios en la Università dell’Aquila. Era mi segunda opción, había puesto como primera la de Florencia. L’Aquila fue mi segunda opción por temas de convalidaciones, no porque conociera algo de ella. Así las cosas, y visto que iba a vivir en ella cosa de un año, pues mejor informarse, o intentarlo. Mucho no encontré, la verdad, sí un par de cosas fundamentales:

– Es la segunda ciudad más fría de Italia, tras la ciudad alpina de Bolzano.

– Tienen una extraña obsesión por el número 99.

A continuación, la primera panorámica aérea que veo de la ciudad es cuando llega a ella el Giro, impresión, joe, qué marrón se ve todo. Preguntas por ella, y todo lo que te dicen poco más o menos es lo que cualquier español no conquense te puede decir de Cuenca, una ciudad entre montañas, qué leches se te ha perdido ahí, cuan vulgar es la ignorancia.

Así las cosas, el 19 de septiembre de 2005, desembarco en el Terminal de l’Aquila, solo, con mi maletón y mi mochila, busco el pasillo mecánico que sube hasta la piazza del Duomo, me asomo a la superficie y encuentro un Wellcome Point donde pregunto por un sitio donde pueda dormir esa noche y me despido hasta el día siguiente, en que me pondré a buscar piso y a hacer trámites en la Universidad.

A partir de ahí vendrían 10 meses magníficos donde, como he dicho, conocí tantísima gente buena, y bueno, tampoco me voy a poner aquí a relataros los 10 meses, que para eso ya está esto, el blog que escribí o intenté en su momento.

Al tema que nos ocupa, el cariño que le tengo a esa ciudad, por su gente, los momentos vividos y por su propia belleza.

Tenía pensado poner una serie de fotos de cómo está destrozada esta ciudad que tanto quiero, de hecho, he recopilado un montón de fotos que lo ilustran, lo cual me ha provocado un estado de bajón impresionante; no me quiero ni imaginar cómo estarán esas tantísimas personas que han perdido todo lo que tenían. Y qué decir de cuantos han perdido a seres queridos. Hace un rato hablaba con un amigo mío que me contaba que, aparte de su tío, calcula que han fallecido unos 40 conocidos suyos, l’Aquila es una ciudad pequeña, eso es un montón de gente. Otros amigos míos han perdido “sólo” su casa. Afortunadamente, hasta donde yo sé, no tengo conocidos fallecidos, no sé si heridos, en fin, una tragedia inconmensurable.

Bueno, a ver si me concentro, decía que he decidido no poner esa recopilación de fotos de la catástrofe y artículos sobre la misma, igualmente no voy a compartir, al menos por ahora, una serie de reflexiones que había hecho.

En su lugar os voy a poner una serie de fotos que ilustran lo bella que es esta ciudad, y que podréis seguir viendo ya mismo:

Éstas son las escalinatas que bajan desde la basílica de San Bernandino:

IMGP4801

Éstos los muros del Castello Spagnolo, el cual al parecer se va a reparar con fondos españoles.

IMGP5136

La Fontana Luminosa, y delante de ella un aquilano de Triana y un trianero de L’Aquila.

IMGP5195

La portada de la basílica de Santa Maria di Collemaggio

IMGP5471

En un pueblo de la provincia, Santo Stefano di Sessanio, esta magnífica torre, sacada de un ajedrez:

IMGP5955

Piazza del Palazzo, con el Comune (ayuntamiento) al fondo:

IMGP6643

De nuevo el Collemaggio, esta vez nevado:

IMGP6858

Una vista de la ciudad tomada entre el Collemaggio y el Terminal, se puede apreciar asomando la Basílica de San Bernandino:

IMGP6863

En Piazza del Duomo, delante de la catedral (Duomo) de San Massimo, fuegos artificiales con motivo de la llegada de la llama olímpica de Torino 2006:

IMGP7151

Mi amigo Álvaro, de visita, delante de la Porta Santa (se abre una vez al año, el 28 de agosto, con motivo de la Perdonanza Celestiniana), en el Collemaggio:

IMGP7428

Una de las dos fuentes de Piazza del Duomo, con la cúpula de la iglesia delle Anime Sante detrás, y nieve:

IMGP8053

Una vista desde Costa Masciarelli, con la porta Bazzano al fondo:

IMGP8122

El rosetón de la basílica de Santa Maria di Collemaggio:

IMGP9297

La fontana delle 99 canelle, (apréciese al fondo los chorrillos 96 a 99, añadidos para completar los 99, tramposillos:

IMGP9317

Los sbandieratori en acción:

IMGP9718

Más información aquí

Por cierto, no me lo puedo callar, l’Aquila está hermanada con la ciudad de Cuenca 🙂

Bueno, si me animo compartiré mis reflexiones con vosotros próximamente, de momento sólo quería dejaros esto para que conozcáis un poco de la ciudad que me adoptó en Italia y que tanto quiero.

L’Aquila ti amo!

Forza quatrà, non mollemo. Vi voglio bene.

Anuncios

Acerca de GonzaloMMD

Nací y crecí en Granada, fui bebé en Murcia, adolescente y universitario en Sevilla, viví en l'Aquila, y trabajo en Madrid; soy ingeniero y fotógrafo amateur :) España · http://gonzalommd.es/
Esta entrada fue publicada en Acción Social y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a L’Aquila

  1. Banyú dijo:

    No te puedes imaginar lo que me acordé de ti cuando vi las noticias en Internet. Ánimo tío.

  2. Ant dijo:

    Tío, yo también fui erasmus en l’aquila, me siento muy identificado con la historia que cuentas y aún no puedo creerme lo que ha pasado. Ha sido una semana dura.

    Gracias por poner estas fotos, para que no olvidemos nunca la belleza de esta ciudad, que si bien es pequeña, puede presumir de tener un carisma y una fuerza enormes.

    Creo que no sabré nunca devolverle lo mucho que me ha dado y no veo la hora de poder ir a echar una mano para reconstruirla.

    Un forte abraccio.

  3. Gons dijo:

    @Banyú: Gracias de corazón, hace falta.

    @Ant: Muchas gracias por tu testimonio, quizás sea una ciudad atípica, pero está claro que conmigo también se portó muy bien y mucho le debo. Un abrazo.

  4. Antonio dijo:

    Traté de contactar contigo cuando me enteré de lo que había pasado, pero comunicabas siempre. Me alegro de que nadie cercano a tí haya sido víctima, y te apoyo muchísimo en lo muy afectado que seguro estarás por todo.

    Seguro que volverá pronto a ser tan bella como se ve en las fotos.

    Un fuerte abrazo

  5. Gons dijo:

    Gracias Toni, esperemos rehabiliten pronto al menos las viviendas, lo otro puede esperar, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s